Language select Español
Share icon Compartir ahora Contact
La fábrica de cuchillas.

Weber Maschinenbau en Groß Nemerow.

La cuchilla es la pieza clave de cualquier loncheadora. Desde la calidad del loncheado hasta la capacidad de corte, sin olvidar la colocación de la porción: la cuchilla influye en gran medida en la eficacia de toda la loncheadora. Como líder del mercado mundial, Weber Maschinenbau sabe lo que es importante cuando se trata de cuchillas para lonchear y en 2005, sin más dilación, crea su propia fábrica de cuchillas en Groß Nemerow, en medio de la región de los lagos de Mecklemburgo, no muy lejos de la sede de Weber en Nuevo Brandeburgo. Esto significa que todas las loncheadoras Weber están equipadas con una cuchilla fabricada específicamente para ello, es decir, que ambos componentes proceden de una única fuente y están perfectamente adaptados desde el principio. 

Aquí trabajan unos 60 empleados en las áreas de investigación y desarrollo, diseño y producción. Gracias al alto grado de automatización de las naves industriales de Groß Nemerow, se consigue una precisión excepcional en la producción de cuchillas y se garantiza una alta calidad constante de los productos: calidad superior «Made in Germany».

«Trabajamos a diario con las tecnologías de automatización más modernas. Estas tecnologías son precisamente las que hacen que nuestro lugar de trabajo y nuestra ubicación en Groß Nemerow sean únicos en nuestro sector».

- Robin Wiedenhöft, técnico de corte

Las cuchillas circulares y falciformes se comercializan bajo la marca Durablade®. La gama de productos cuenta con unos 400 cuchillos circulares y 100 cuchillos falciformes. No importa el tamaño, si está recubierto o no, con filo de sierra o liso: para cada producto existe la cuchilla idónea, que garantiza una calidad de corte perfecta con la máxima higiene y durabilidad. Además de fabricar cuchillas nuevas, también se reacondicionan profesionalmente cuchillas circulares y falciformes usadas.

Año tras año, desde las naves de Mecklemburgo se exportan a todo el mundo alrededor de 10 000 cuchillas para lonchear nuevas y 3500 reacondicionadas.